Nuevo Mercedes EQA 250, un simpático SUV eléctrico de dimensiones compactas

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El EQA es el nuevo modelo de acceso al mundo de la movilidad eléctrica de Mercedes-EQ, y forma parte de la apreciada familia de turismos compactos de Mercedes-Benz. Su estrecho parentesco con el GLA se percibe en los fascinantes atributos de esta gama de modelos, que combina con una eficiente propulsión eléctrica. El nuevo EQA se fabrica en Rastatt (Alemania) y en Pekín (China). Este SUV eléctrico llega a los concesionarios europeos en esta primavera de 2021.                                                                                      Su diseño con estética de vehículo eléctrico refleja el lujo avanzado de la marca Mercedes-EQ, que incorpora asistentes inteligentes ayudan al conductor en numerosas situaciones, como por ejemplo, a la hora de evitar accidentes, de elegir una estrategia de operación anticipativa, y por tanto especialmente eficiente, y al utilizar el equipo de navegación con Electric Intelligence. A esto se añaden funciones exclusivas de Mercedes-Benz, como el control de confort ENERGIZING y MBUX (Mercedes-Benz User Experience).                                                                                                                                                                         Este  primer modelo del EQA que sale al mercado, es el EQA 250, con un consumo eléctrico en el ciclo mixto de 15,7 kWh/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 0 g/km, con una potencia de 190CV, y una autonomía de 426 kilómetros según WLTP. La batería de iones de litio de doble piso, se integra como elemento estructural en los bajos del vehículo, y tiene un contenido energético de 66,5 kWh. Dentro de la estrategia de desarrollo para poder garantizar el alto nivel de confort acústico y de vibraciones que esperan los clientes de la marca, se ha dedicado mucho esfuerzo a desacoplar la propulsión eléctrica del tren de rodaje y de la carrocería, entre otros. A esto se suman numerosas medidas de insonorización.

 

El diseño con estética de vehículo eléctrico refleja lujo avanzado

El EQA ostenta la calandra Black Panel típica de Mercedes-EQ, incluyendo la estrella central. Otro rasgo de diseño distintivo del mundo de los automóviles eléctricos de Mercedes-EQ, son las bandas luminosas delante y detrás. Un cable de fibra óptica horizontal une las luces diurnas de los dos faros LED y permite identificar al vehículo a primera vista, de noche y de día. El interior de los faros obedece a un diseño preciso y detallado, expresión de alto valor. Franjas de color azul en los faros refuerzan el porte característico de los modelos Mercedes-EQ. Las luces traseras LED se prolongan sin solución de continuidad en la banda luminosa, que se estrecha hacia los laterales. Este rasgo acentúa la anchura del EQA en la zaga. Al mismo tiempo, se ha desplazado la matrícula, que queda ahora sobre el parachoques. Un equipo exclusivo son las llantas de aleación en formato de hasta 20 pulgadas, en diseño bicolor o tricolor, en parte con elementos decorativos de color oro rosa o azul.

Habitáculo acogedor, elegante y confortable

 Numerosos componentes en el interior del EQA acentúan el carácter eléctrico del vehículo. En  función de la línea de equipamiento, se trata de un innovador elemento de adorno retroiluminado o elementos decorativos de color oro rosa en los difusores de ventilación, los asientos y la llave del vehículo. El modelo especial Edition 1, cuenta además con asientos tapizados en cuero, con una perforación que permite apreciar una segunda capa de tela azul. Los instrumentos con visualizadores específicos para la propulsión eléctrica asumen este mismo concepto cromático con elementos en azul y en color oro rosa. Como corresponde a un SUV, la posición sobre el asiento es alta y erguida. Esto resulta especialmente confortable al subir y bajar del vehículo y mejora la visión omnidireccional. Como puede apreciarse en numerosos detalles, una de las prioridades del desarrollo ha sido mejorar la utilidad. El respaldo trasero está dividido de serie en tres módulos en proporción 40:20:40, abatibles individualmente, y su maletero tiene una capacidad para 350 litros.

La eficiencia es uno de los atributos más acusados, desde la concepción aerodinámica hasta la navegación con Electric Intelligence. El EQA presenta un coeficiente de resistencia aerodinámica Cx  muy favorable, desde 0,28. La superficie frontal A asciende a 2,47 m2. Entre las medidas aerodinámicas más importantes cabe destacar el sistema de regulación del aire de refrigeración, con una calandra cerrada completamente en la sección superior, el diseño aerodinámico del faldón frontal y el faldón trasero, los bajos del vehículo especialmente lisos, casi completamente cerrados, llantas aerodinámicas optimizadas y spoilers armonizados con estos componentes delante de las ruedas delanteras y traseras.

La bomba de calor incorporada de serie forma parte del sofisticado sistema de gestión térmica. Numerosos detalles innovadores, como el uso del calor residual de la propulsión eléctrica, incrementan la eficiencia del sistema y permiten por tanto una mayor autonomía. Además, el EQA hace posible preclimatizar el habitáculo antes de arrancar el motor. Esta función se maneja directamente mediante el sistema de infoentretenimiento MBUX o mediante la Mercedes me App.

Uno de los equipos que facilitan el manejo del EQA en los desplazamientos diarios, es el equipo de navegación con Electric Intelligence incorporado de serie. Este sistema calcula la ruta más rápida para llegar al destino. El equipo tiene en cuenta tanto las paradas necesarias para recargar —basadas en simulaciones permanentes de la autonomía— como muchos otros factores, incluyendo la topografía y las condiciones meteorológicas, y el tiempo de carga para eñ 80% de la batería es de 30 minutos. El sistema puede reaccionar de forma dinámica a cambios, por ejemplo, del estado del tráfico o del estilo personal de conducción.

Mercedes me Charge, la ayuda para recargar la batería

Mercedes me Charge facilita a los usuarios el acceso a la mayor red de puntos de carga existente en todo el mundo. En la actualidad incluye ya más de 450.000 puntos de carga con corriente alterna y corriente continua en 31 países. Mercedes me Charge hace posible que los poseedores de Mercedes EQ, carguen la batería en puntos de carga de distintos proveedores, para beneficiarse de un acceso unificado y una función integrada de pago con liquidación sencilla.

Mercedes-Benz garantiza por medio de comprobantes de origen de alta fiabilidad que la electricidad cargada mediante Mercedes me Charge procede de fuentes renovables. Los clientes cargan la batería mediante Mercedes me Charge en más de 175.000 puntos de carga públicos en toda Europa. Mercedes-Benz se encarga de una compensación a posteriori con electricidad verde.

El nuevo EQA llega a España con un precio de 49.900 euros, si bien, se puede optar por una multiopcion de 625 euros/mes, con una entrada de 10.000 euros, para un periodo de tres años y 10.000 kms.